top of page
IMG_3856 copy_edited.jpg

Caminando en una ciudad como un stalker

me sentí invitado a crear  imágenes.

La gente, los objetos y el caos son los barrios de esa ciudad.

Salom Freixas

Soledad colectiva

Los espacios solos
A propósito de Soledad colectiva de Salom Freixas

En las imágenes de Carlos Salom Freixas es posible distinguir una preocupación por el

entorno, pero sobre todo por la tremenda soledad en la que estamos inmersos.

El juego con la instalación de las sillas en espacios que contrastan con lo que podría ser algo idílico —como el mar solo—,

se pone en perspectiva cuando en ese mismo espacio hay basura, o algo nos hace indicar que es incómodo.
Sillas solas, sillas vacías, sillas que parecen retarse en esa ausencia evidente.

¿Quién está por llegar y por qué no llega, a todo esto? Los retratos de los personajes también anuncian algo, en la postura,              el gesto, el cansancio; anuncian quizá el agotamiento o la recuperación que se necesita antes de ponerse de nuevo en movimiento.

No podemos vivir en lo estático, pero tampoco en el movimiento constante. Tiempo y descanso y volver a empezar.

La luz y el paisaje alargado, concentrado, son los otros protagonistas de esta serie de fotos que invitan a pensar el cómo nos relacionamos con los demás y con la naturaleza. El camino del ojo del fotógrafo, la mano del fotógrafo, los cuerpos sentados, las piedras, las nubes, los anuncios, todo ahí es una escenografía de la espera.

Un Godot que no llegará; la playa sola, una multitud que sospechamos fuera de esos días de descanso.

Cualquier lugar desolado es tan sólo una pausa en el bullicio urbano.

                                                                                                                                                                                                                   Brenda Ríos

Last Vegas

Un Juego de cartas tiradas en cuatro lineas; imágenes recopiladas entre cuatro avenidas.

 

Rodeado por las Vegas Blvd, Industrial Road,

East Sahara Ave y West Charleston Blvd, existe una zona.

 

En este espacio de terrenos baldíos. Calles de servicio sin nombre.

Residencias de artistas abandonadas.

Tiendas vintage entre tiendas de autos usados

y el sabor a un Soho del oeste que esta erosionado por la arena de moteles cerrados.

Aquí habita la sensación que me perturba y me seduce.

En donde la Elvis Chapelle sobresale de las capillas en decadencia, bendecida por su nombre.

Los símbolos sobrevivientes como las personas que los habitan son reflejos de lo que vulnerablemente también soy.

“Latencia que se mezcla con cuadras, agitando con sus restos la zona, en post de su último Daikiri. En Last Vegas.”

                                                                                                                                                                                             

                                                                                                                                                                                                   Salom Freixas

Durango pagüer.       (Proyecto de fotolibro con imágenes que interactúan en paginas dobles)

La memoria con la que recorremos el mundo es la memoria del cuerpo.

Mi profesión como director de arte y coordinador de escenas con trenes me ha llevado a crear una relación con el estado de Durango.

A través de 4 estancias en 2006, 2012, 2018 y 2021, entre los sets, la exploración, el trabajo y el estar cree un vínculo que en ocaciones sobre pasa de experiencias mi sentidos.

Al tratar de asimilar su historia, sus costumbres, recorrer sus geografías me encuentro con un abanico de situaciones, espacios y personas que causan reverberaciones en mí.

Así en cada temporada que voy hago este trabajo fotográfico interpretando desde la pulsión de un pasado que no se ha ido y del presente que convive con la historia en 123 364 km².

Esto se ha traducido en un viaje visual sobre las sensaciones que me provoca el habitar, el trabajar y convivir con Durango.

                                                                                                                                                                                                   Salom Freixas

Sayula Rules

En lo profundo de un humedal sin agua y craquelado depósito los objetos, las ofrendas a una visión del campo mexicano.

Esta serie realizada en Sayula en el 2005 es un augurio de lo que pasaría 19 años después.

                                                                                                                                                                                             

                                                                                                                                                                                                   Salom Freixas

Al Borde

Carlos Salom se ha constituido a lo largo de su trabajo en una espacie de cronista de esta visión de la ciudad. El encierro, la angustia que en cualquier momento puede convertirse en violencia. La agresión. Diariamente se caminan calles, se sortean automóviles o el transporte público, se viaja en metro: podemos ver un millón de caras en un día, pero al final el rostro es uno solo: el de la indiferencia, o el del vacío.

A través de la expresión multimedia, que abarca desde el performance con televisores hasta arte con objetos, fotografía y video los espacios que Salom Freixas crea o recrea, se refieren a este anonimato urbano de violencia contenida. Lo mismo es un motor de coche puesto en una tabla de madera como si alguien lo hubiera arrojado y en ese instante estuviera atravesando la pared, como en las fotografías de maniquís sin miembros, o sus cabezas dispuestas como si estuviesen conversando..

                                                                                                                                                                                                                 Gonzalo Velez

 

Al borde es una serie fotográfica que se cuenta en tres tiempos y espacios, realizada en la ciudad de México en el Barrio de San Lucas y en el ex convento del desierto de los leones.

Estas serie realizada en 1990 quedo archivada sin exponerse. 30 años después me doy a la tarea de redescubrirla y entender desde la distancia su espacio poético, su contexto y así darle cuerpo a una mejor interpretación del discurso, observando el dialogo formado desde mi juventud explosiva que se cimbraba al ver el comienzo de la caída de este mundo.

Así emergieron los rituales que seres con gabardinas llevaron a cabo en espacios decadentes o fantasmales.                       Buscando la invocación con coreografías y acciones, estos personajes habitan entre texturas que evidencian el paso del tiempo.

 

                                                                                                                                                                                                            Salom Freixas